Playa de la Catedrales
Playa de la Catedrales
Playa de la Catedrales
Playa de la Catedrales

En la parroquia de A Devesa, situada entre los municipios de Foz y Ribadeo, nos encontramos con una de las joyas turísticas de Galicia, la playa de las Catedrales o As Catedrais, en gallego, una de las playas más espectaculares del mundo en la que los acantilados, algunos de más de 30 metros de altura, muestran durante la bajamar sugerentes formas gaudianas. La erosión y el paso del tiempo han tenido el capricho de esculpir arcos y bóvedas que recuerdan a los arbotantes de una catedral gótica, conformando un paisaje único que ha merecido la declaración de Monumento Natural por parte de la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia.

El nombre real de la playa de las Catedrales es el de playa de Aguas Santas y se encuentra a unos diez kilómetros al oeste de la localidad de Ribadeo.

Sin bajar hasta la orilla también se puede ver los laberintos y grutas que forman los acantilados. Hay habilitados unos miradores cerca del aparcamiento desde donde podemos observar las magníficas vistas de la costa de la Mariña Lucense.

Cuando sube la marea la playa es relativamente pequeña, de arena fina y sigue siendo adecuada para el baño. Es interesante ver la playa con la marea alta recorriendo la parte superior de los acantilados en dirección Oeste-Este hacia la playa de Esteiro y verla con marea baja sobre al arena de la playa para poder apreciar la magnitud de los acantilados y la evolución de las distintas furnas o cuevas marinas en su formación desde pequeñas grietas hasta cuevas en las que acaba colapsando el techo por la acción erosiva del oleaje y el agua del mar.

Durante la marea baja puede accederse a un largo arenal delimitado por una pared rocosa de pizarra y esquisto erosionada en formas caprichosas: arcos de más de treinta metros de altura que recuerdan a arbotantes de una catedral, grutas de decenas de metros, pasillos de arena entre bloques de roca y otras curiosidades. Con las “mareas vivas” en las que las mareas bajan más y suben más que las mareas normales incluso se puede acceder a las playas vecinas por la arena, aunque eso sí se debe tener precaución y volver antes de que comience a subir la marea ya que el nivel del mar sube rápidamente puesto que se trata de un tramo de costa practicamente horizontal perteneciente a la Rasa Cantábrica. La playa tiene este relevo,debido al efecto de la erosión,del viento y del agua salada(que produce mayor erosión).

Contactar por e-mail Asociación de Veciños de Moreiras en Facebook Asociación de Veciños de Moreiras en Twitter Seguir por rss